Gestión de compras: cómo elegir a los mejores proveedores

Para cualquier persona que trabaje en logística es bien conocida la dificultad de encontrar a los proveedores óptimos. Es difícil saber qué cosas debemos tener en cuenta a la hora de elegir un proveedor, ya que no siempre podemos anticipar si éste será de nuestra confianza, si cumplirá con los términos del contrato, etc. Existen muchos aspectos que es necesario evaluar cada vez que se desea tener un nuevo proveedor.

A continuación, te proponemos una lista de criterios que te ayudarán a contratar con mayor tranquilidad a los nuevos proveedores o, de lo contrario, te harán repensar si la relación con tus proveedores actuales es positiva o si debe cambiar.

Ten en cuenta que sistematizar el proceso de selección de los proveedores es algo que hacen las grandes empresas, ya que les permite establecer las relaciones sostenibles tanto a medio como a largo plazo, lo que impulsa el crecimiento de su negocio. Los proveedores se pueden convertir en aliados estratégicos y esto tiene una amplia responsabilidad de cara a la empresa, razón suficiente para preguntarnos de qué forma es posible evaluarlos. Considera además, que la evaluación a los proveedores no debe realizarse únicamente en el momento de ingreso, sino de forma frecuente para analizar posibles mejoras en los procesos de trabajo y en la relación contractual.

Los mejores proveedores: criterios de selección

El primer criterio de selección que te recomendamos es evaluar la importancia del insumo que te ofrecerá el proveedor para el negocio. Si se trata de un insumo que tiene una relevancia estratégica, deberás ser mucho más atento con este proveedor en concreto. Si, por ejemplo, tienes un restaurante de comida asiática, probablemente será más importante la selección de un buen proveedor de arroz y no tanto aquel de las servilletas o el detergente para los platos.

La importancia del insumo para tu negocio decidirá en buena parte cuáles son los demás requisitos a tener en cuenta para la selección del proveedor ideal. Asimismo, es importante decidir en base a la importancia del insumo, si este proveedor se convertirá en uno de nuestros aliados estratégicos. Si se trata de un insumo poco relevante para el negocio, basta con tener un vendedor que entregue a tiempo y que pueda reemplazarse con facilidad.

El tercer criterio a tener en cuenta son las referencias y los clientes con los que ya ha trabajado nuestro posible proveedor. En los negocios es frecuente escuchar comentarios de otras empresas que nos pueden ayudar a entender si conviene o no establecer una relación de trabajo con algunos proveedores. Es conveniente investigar con sus clientes actuales o con clientes anteriores para obtener referencias reveladoras sobre sus estándares, forma de trabajar, etc. También se puede pedir información directa al posible proveedor sobre sus referencias personales.

El cuarto criterio antes de elegir un proveedor es su infraestructura. Por ejemplo, es importante saber si no se trata de un proveedor que deriva algunas funciones a empresas externas, ya que esto puede acabar en problemas de entregas con retraso. Es importante también evaluar cuál es su relación con la tecnología y con la logística. Si cuenta con sus propios almacenes, si tiene capacidad de respuesta a nivel logístico y si tecnológicamente tiene la infraestructura necesaria para poder ofrecer un buen servicio. Especialmente si se trata de un proveedor estratégico, recomendamos visitar sus instalaciones antes de tomar cualquier tipo de decisión.

Además de los precios y otras cuestiones financieras como los requisitos de cobranza, es importante analizar el servicio postventa del proveedor, especialmente en los rubros tecnológicos y en lo referente a cambios o devolución de mercancías.

Finalmente, el criterio quizás más importante es la filosofía de empresa y los valores que sigue el proveedor. Es esencial darnos cuenta de una realidad: es muy difícil trabajar en red con proveedores que no comparten la misma filosofía de trabajo. La razón es sencilla, ya que de la filosofía y cultura empresarial se desprenden muchos aspectos, como por ejemplo la orientación que tienen hacia el cliente, la flexibilidad, el cumplimiento de plazos y de pagos, el grado de informalidad o formalidad, la relación con los empleados, etc. Esto dice mucho de cualquier empresa y merece ser tomado en consideración.

Te invitamos a mantenerte informado sobre el mundo de la logística siguiendo nuestro blog.

Entradas relacionadas

Copyright © UOC X 2019   Aviso legal   Política de privacidad