Etiquetado inteligente con RFID en la gestión logística

4/03/2013

Sony y Samsung conjuntamente con DHL y Media Markt se han unido en un proyecto piloto, para desarrollar un nuevo concepto de etiquetado inteligente con RFID, para bienes de alto valor en el sector de la electrónica en Europa, con el fin de mejorar la eficiencia de la cadena de suministro y reducir el stock de productos.

No es fácil gestionar la cadena de suministro de productos electrónicos de consumo como televisores, cámaras digitales, videojuegos o teléfonos móviles. A menudo, el flujo de mercancías proviene de múltiples fuentes, que incluyen a los fabricantes y las plantas de ensamblado. Desde ahí, el producto se distribuye  a los proveedores de logística, que lo transportaran y lo entregaran a los almacenes desde donde se envían a los puntos de venta, donde son codificados antes de su exposición en las tiendas o en los lineales de los retailers, para la venta.

Se trata de artículos con un alto valor unitario, a menudo productos de reducidas dimensiones, lo que los hace más susceptibles a las vulnerabilidades potenciales a lo largo de la cadena de suministro, como la pérdida, el deterioro o el robo.

Para mejorar la compleja cadena de suministro de estos productos, Samsung y Sony implementaron el proyecto piloto i.trace. Seleccionaron 89 productos, entre los cuales cámaras digitales, televisores y teléfonos, que representaban una amplia gama de productos, que estaban siendo distribuidos a través de la red de DHL. Se seleccionaron en total más de 14.000 unidades que fueron etiquetadas mediante RFID para que fuesen distribuidas en las tiendas Saturn, del grupo alemán Metro, en Italia.

La trazabilidad con RFID comienza cuando DHL recibe productos de Samsung y Sony en dos lugares de depósito. Todos los palets con productos de estos fabricantes destinados al minorista, son etiquetados con una etiqueta RFID, que permite que cada uno de los productos electrónicos sea monitorizado en cada paso a lo largo de toda la cadena de suministro hasta su venta al cliente final.

Unos escàners con antenas RFID supervisan la salida de mercancías desde el área de almacenamiento, a una velocidad de lectura de 300 etiquetas por palet. Serán de nuevo escaneados mediante antenas RFID en el almacén del minorista, y así sucesivamente hasta la tienda, entre el almacén y la sala de ventas, donde tras chequear los números de serie de cada producto, se disponen en las estanterías del punto de venta.

Sony y Samsung registraron una reducción del 30% en los tiempos de preparación de los pedidos y de las consiguientes inspecciones, como consecuencia del aumento de la seguridad para la cadena de suministro y de la disminución de los errores por la incorporación de la RFID a nivel de artículo. Se redujo el stock en tránsito y las tiendas ganaron mayor visibilidad del stock de almacén.

¿Quieres conocer las novedades del sector? Matricúlate en nuestro curso de logística o el curso de merchandising.

Fuente: Cadena de Suministro

Entradas relacionadas

Copyright © UOC X 2019   Aviso legal   Política de privacidad