magnify
formats

Estrategia logística en las empresas

Publicado en 21 diciembre, 2014
Compartir

“Logística” y “Estrategia” son términos interrelacionados en una organización empresarial. Delimitar cada concepto por separado a la vez que establecer vínculos entre ellos otorgará múltiples ventajas a cualquier empresa.

Vayamos por partes – como dijo Jack el Destripador. Lo primero de todo es tener claro que la logística es una herramienta estratégica que sirve para mejorar la competitividad y, consecuentemente, el sistema productivo de un país.

La organización RLEC (Reverse Logistics Executives Council) define la actividad logística como “el proceso de planificar, implementar y controlar eficientemente el flujo de materias primas, productos en curso, productos terminados y la información relacionada con ellos, desde el punto de origen hasta el punto de consumo, con el propósito de satisfacer los requerimientos del cliente”. à La logística posee una estructura muy compleja y transversal. Es necesario desarrollar una estrategia logística para poner en marcha este proceso.

La empresa será la encargada de gestionar, subcontratar o externalizar todo el conjunto de actividades que engloban la logística. Ello incluye la organización y gestión de todas aquellas actividades dirigidas a obtener, trasladar y almacenar materiales y productos desde su adquisición a proveedores, hasta su posterior distribución a clientes y consumidores (incluyendo el proceso de compras, la gestión de inventarios, el transporte, el servicio al cliente, el almacenamiento o el tratamiento de mercancías).

 

¿QUÉ DEBE HACER UNA EMPRESA PARA LOGRAR UNA BUENA ESTRATEGIA LOGÍSTICA?

La respuesta es sencilla: empezar por diseñar un Plan Logístico que incluya las materias primas y los proveedores, los centros de producción y almacenaje, los canales de información, y las redes de distribución y venta.

Lo importante no es sólo producir un bien y con unos costes competitivos, sino conseguir a través de la logística poner a disposición del cliente los productos o servicios que demandan, en el momento exacto y en el lugar preciso, en condiciones ideales y a un coste óptimo, con el fin de satisfacer los requerimientos de la cadena de suministros de la manera más eficaz y eficiente posible.

“Cadena de suministro” es otro concepto que ha cobrado fuerza en los últimos años. La cadena de suministro cubre el ciclo de vida entero de un producto o servicio desde que es concebido hasta que es consumido. Y está relacionado con la logística y con la estrategia logística de las empresas.

Dentro de la cadena de suministro de una empresa o de un conjunto de empresas se distinguen tres áreas básicas de actividad logística:

  1. El proceso de aprovisionamiento: se ocupa de la gestión de materiales entre los proveedores y la empresa.
  2. El proceso de producción: gestiona el conjunto de operaciones productivas de los centros de fabricación.
  3. El proceso de distribución: comprende la gestión del producto hasta los clientes y consumidores.

La gestión óptima de la cadena de suministros implica tanto actividades internas como externas de la empresa y está vinculada con las infraestructuras (almacenes, medios de transporte…), los procesos (sistemas de información y su tratamiento así como los métodos de gestión) y la gestión (los recursos humanos y los agentes implicados en la logística de la empresa).

En este sentido, se distinguen tres tipos de estrategias de logística, dependiendo de cuántos intermediarios intervengan en el proceso logístico:

  • Estrategia logística selectiva: se elige cuáles y cuántos intermediarios forman parte de la distribución. Esa elección depende de las características del producto o servicio, de la competencia y del público objetivo.
  • Estrategia logística exclusiva: esta estrategia limita el número de puntos de venta únicamente a nuestro producto y a ningún otro.
  • Estrategia logística intensiva: su objetivo es abarcar la mayor cantidad de canales de distribución posibles con el fin de llegar al público objetivo. Es ideal para el consumo de productos masivos

El término “cadena de suministro” fue empleado por primera vez por el consultor Keith Oliver en 1982. A mediados de los años 90 comenzaron las publicaciones sobre este tema y ha sido en el siglo XXI cuando las empresas han empezado a adoptar nuevas formas organizativas a raíz de este término. La crisis económica que vivimos ha llevado a las empresas – especialmente las PYMES – a desarrollar en mayor profundidad la cadena de suministros haciendo disminuir los costes económicos, bien a nivel interno, bien asociándose con otras empresas (en la conocida como distribución horizontal). También se observa la importancia de estrategia logística en las empresas de nueva creación.  Se recomienda estudiar logística permite una mayor profundización en los procesos descritos.

 

¿CÓMO ES LA ESTRATEGIA LOGÍSTICA EN ESPAÑA?

En la siguiente tabla se muestra un cuadro DAFO con esta realidad tomando como referencia el elaborado por la plataforma especializada Logistop:

DEBILIDADES– Falta de planificación estratégica.- Escasez de Recursos Humanos especializados y formados a nivel de gestión logística.- Reticencia a la innovación y a la incorporación de desarrollos tecnológicos por parte del sector empresarial español.- Falta de cultura colaborativa entre los distintos agentes.- Tipología de la estructura industrial del sector logístico (predominio de Pymes).- Insuficiente desarrollo de operadores logísticos especializados.- Gran dependencia del transporte por carretera.- Falta de visión global para gestionar las infraestructuras existentes. AMENAZAS– Absorción de los procesos logísticos por parte de grandes organizaciones no españolas, debido al escaso desarrollo de operadores locales.- Retraso en el panorama industrial español respecto a las áreas de mejora industriales.- Excesiva regulación: falta de armonización en el ámbito legislativo y normativo, a nivel autonómico, nacional y europeo.
FORTALEZAS– Concienciación empresarial de la importancia de la logística como factor diferenciador de competitividad.- Situación estable de crecimiento económico sostenible en España, que permite el desarrollo industrial y las nuevas inversiones.- Existencia de know-how logístico a nivel global para el desarrollo de la gestión logística en España desde un punto de partida más fiable.- Óptima posición geográfica de España como entrada a Europa, conexión con África y Lationamerica, así como una buena posición estratégica de sus puertos para el comercio con Asia.- Adaptación progresiva y correcta a las regulaciones medioambientales y de trazabilidad.- Incremento del turismo que lleva asociado el movimiento de personas y con ello el movimiento de los materiales que estas personas necesitan para cubrir sus demandas.- Elevada capacidad de vida en España, convirtiéndole en un país atractivo para la ubicación de actividades empresariales. OPORTUNIDADES– Globalización del mercado y comercio, contribuyendo a la aparición de nuevas oportunidades de negocio para la industria española.- Incremento de la práctica de la logística inversa, tanto en aspectos relativos a medioambiente como en las devoluciones de productos.- Desarrollo progresivo de actividades de I+D+i que potencia la colaboración entre el sistema de ciencia y tecnología con el tejido empresarial.- Impulso a nivel público y privado y consolidación de infraestructuras logísticas.- Posibilidad de convertir a España en el Centro de Logística del Sur de Europa.- Crecimiento del mercado de la logística: debido al nuevo paradigma económico mundial: globalización, deslocalización, disminución del ciclo de vida de los productos, mayor exigencia del cliente, etc.

 

Actualmente, las organizaciones hoy en día están expuestas a cambios rápidos debido a los altos riesgos que les generan las variables económicas, políticas, sociales y tecnológicas. En este punto resulta de vital importancia el papel que desempeña una estrategia logística, puesto que genera valor agregado a la cadena de suministros, garantiza una respuesta de los clientes y permite alcanzar los objetivos de la empresa. Para profundizar más en este aspecto se recomienda realizar un curso de logística empresarial.La logística es un proceso integrado en la empresa, asociado con la buena gestión y administración de los diferentes flujos (capital, bienes y servicios, personas) y cuyo desarrollo impacta en el desempeño de las organizaciones y favorece su competitividad.

Así mismo, en los últimos años muchas organizaciones han apostado por desarrollar una estructura logística horizontal de distribución, creando con sus clientes y proveedores Redes Logísticas cuyo objetivo es generar una sinergia entre dos o más empresas de un mismo o varios sectores. De esta manera, las organizaciones obtienen mayores conocimientos y habilidades a la vez que logran mayor poder de negociación y estructura logística, minimizando los costes logísticos.

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10