Impresión 3D : ¿la revolución del sector de la logística?

12/05/2019

Cuando hablamos de la Impresión 3D y la influencia que esta puede tener en el sector de la logística, cabe preguntarse: ¿qué pasaría si los propios clientes pudieran realizar las compras, la producción y la distribución?

Reparemos un poco, el concepto de impresión 3D no es ya algo nuevo. Y es que uno de los primeros métodos fue el denominado ereolitografía, y se desarrolló a fines de los años 70 y se patentó en 1984. Su principal objetivo era conseguir que los ingenieros pudieran crear, de manera más fácil y barata, sus prototipos y modelos para nuevas ideas de productos. Sin embargo, en los últimos años, la impresión en 3D ha llamado la atención de los consumidores y la posibilidad de “descargar” los productos que compramos, atraídos por la ciencia ficción, que parece que se vuelve cada vez más realista.

Y es que, aunque la impresión 3D no es todavía una tecnología convencional, tampoco es imposible acceder a ella. Ya se puede comprar una impresora 3D para el hogar o nuestra empresa Amazon. Ahora bien, los costos de imprimir son todavía muy elevados. +

Implicaciones de la impresión 3D en la logística

Si nos centramos en las implicaciones que esta nueva tecnología puede tener en la industria logística, destacamos:

1º Reducción de volúmenes y carga aérea

2º La “personalización masiva” de los productos, que significaría une gran reducción en los niveles de inventario. Lo que tendría el efecto de reducir los requisitos de almacenamiento.

3º Reducción del número de proveedores y demás puestos intermedios en el sector.

4º Aparición de un nuevo e importante sector en la industria logística relacionado con el almacenamiento y el movimiento de las materias primas que “alimentan” a las impresoras 3D. A medida que las impresoras 3D se vuelven más asequibles para el público en general, el mercado de entrega a domicilio de estos materiales aumentaría.

 

Entradas relacionadas

Copyright © UOC X 2019   Aviso legal   Política de privacidad