magnify
formats

La logística del futuro: la interconectividad manda

Publicado en 6 enero, 2015
Compartir

La interconectividad física, digital y operacional determinará la logística del futuro. Tal previsión está elaborada por instituciones de vital importancia en el sector como ITENE (Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística.) A día de hoy, conviene recordar que las actividades en torno a la logística suponen un importante sustento para nuestro estilo de vida, puesto que favorecen la consecución de nuestras operaciones empresariales más importantes y son las responsables de garantizar la circulación de productos y servicios con total eficiencia, resolución, y sobre todo mucha más rapidez, seguridad y comodidad que antaño. Las mercancías físicas que ofertamos y demandamos en nuestra vida cotidiana se desplazan en contenedores, son almacenadas, suministradas y usadas en un mercado cada vez más orientado a la globalización y a la internacionalización. Sin embargo, y como tasgo a tener en cuenta, los expertos indican que estas operaciones siguen teniendo un amplio margen de mejora de eficiencia y sostenibilidad desde un punto de vista económico, medioambiental y social.

Inconvenientes logísticos actuales 

Antes de referirnos a la interconectividad que caracterizará las estregias futuras, es importante apuntar hacia los puntos más problemáticos del presente. Por ejemplo, a pesar de los esfuerzos llevados a cabo para mejorar las tecnologías de transporte, las emisiones de CO2 siguen en aumento y algunos países desarrollados con una potente industria logística incumplen a diario los postulados del protocolo de Kioto. Existen problemas de planificación que además de traducirse en un coste innecesario provocan un aumento de estos índices de contaminación: En ocasiones, los camiones y otros soportes contenedores contenedores parten hacia sus destinos medio vacíos, y también frecuentemente vuelven desocupados o realizan rutas adicionales de regreso para recoger otros paquetes, lo que se traduce en recorridos suplementarios de hasta un 25% extra de trayecto. Por supuesto, los cálculos, la tecnología y las aplicaciones futuras estrictamente logísticas pueden reportar soluciones a este tema.

Para afrontar este gran reto que reduzca presupuestos y mejore la sostenibilidad medioambiental en lo tocante a la distribución de mercancías, la iniciativa international “Physical Internet” (Internet Físico) propone un nuevo sistema logístico eficiente y sostenible. Este proyecto, como bien decíamos, está basado en fomentar la interconectividad física, digital y operacional en la logística. Para ello utiliza la metáfora de Internet donde las mercancías físicas sean tratadas en una red de redes interconectadas para los objetos físicos y tangibles. Este nuevo concepto del “Internet físico” (Physical Internet, PI) es uno de los elementos clave que despuntaráne n el futuro desarrollo de la logística de mercancías y que marcará la trayectoria de trabajo en esta área en los próximos años. PI persigue lograr un sistema logístico global abierto, fundamentado en la mencionada interconectividad física, digital y operacional, a través de la encapsulación, interfaces y el diseño de protocolos, con el objetivo de mover, almacenar, realizar, proveer y usar objetos físicos a través del mundo de una manera económica, ambiental y socialmente eficiente y sostenible.

Su objetivo es fomentar una logística universal interconectada, especialmente diseñada para compartir recursos, gracias sobre todo al uso de unidades de carga standard, la identificación en tiempo real y la planificación de rutas a través de infraestructuras abiertas. La logística será una materia sometida por lo tanto, a constantes cambios y modificaciones inherentes a los avances tecnológicos, al progreso de las infraestructuras y a la aparición de estándares que favorezcan la implantación de este denominado “Internet físico”. Más que probablemente, nos hallamos ante una buena ocasión para estudiar logística online y posicionarnos como expertos de un sector con gran potencial.

La importancia de la interconectividad y nuevos servicios logísticos

En este contexto, Itene trabaja en el proyecto “Moduluscha”, financiado por e VII Programa Marco de I+D+i de la Unión Europea. Este interesante e inteligente proyecto se trata de la primera experiencia real donde se aplicará esta visión de Internet Físico en Europa, colaborando estrechamente con socios en Norteamérica y con los promotores de esta iniciativa. Los objetivos que poseen son principalmente tres:

*Desarrollo de nuevos servicios de la cadena de suministro gracias a este nuevo concepto.
*Nuevas formas de colaboración en la cadena de suministro orientadas a ofrecer una alta calidad en el servicio al menor precio.
*Optimización de los procesos de transporte mejorando la capacidad de carga y reduciendo los viajes en vacío.

Moduluscha se centrará fundamentalmente en el sector de Gran Consumo, un ámbito enfrentado a grandes retos debido a que los requerimientos logísticos de los productos son altos, como la compra frecuente, la no durabilidad o el movimiento de grandes volúmene

Entre los resultados que se esperan alcanzar en el futuro a corto plazo se encuentran el desarrollo de nuevos servicios de la cadena de suministro gracias a este nuevo concepto; el establecimiento de nuevas formas de colaboración en la cadena de suministro orientadas a ofrecer una alta calidad en el servicio al menor precio; y finalmente, la optimización de los procesos de transporte mejorando la capacidad de carga y reduciendo los viajes en vacío.

En este concepto de “Internet Físico”, no se trata directamente con mercancías sino con contenedores modulares que van acoplando los diferentes objetos y mercancías para optimizar el espacio, que sean ecológicos, inteligentes y estandarizados en todo el mundo. Las empresas optarán por una metodología efectiva a la hora de desarrollar y evaluar soluciones para la logística interconectada en la cadena de suministro.

Por otra parte, este proyecto integra áreas de trabajo interrelacionadas, como el desarrollo de una visión dirigida a satisfacer las necesidades de usuarios de Gran Consumo; el desarrollo de un conjunto de contenedores iso-modulares que permitan adaptar diferentes tamaños de carga; la creación de un sistema digital que controle dichas unidades; y finalmente el desarrollo de una plataforma logística interconectada que implique una reducción de costes y de las emisiones de CO2 que anteriormente hemos señalado con problemas que no dejan de aumentar su incidencia en el planeta que vivimos. Para mostrar los avances en la materia, se están creando dos proyectos piloto acerca de estas soluciones logísticas interconectadas.

Los esfuerzos de Moduluscha llevarán al desarrollo de una hoja de ruta para conseguir un sistema logístico interconectado previsto para el 2030. Esta hoja de ruta será la pauta para determinar los cambios necesarios para desenvolver el sistema logístico de forma gradual, explotando los progresos en interconectividad digital, física y operacional, construido sobre las bases de los actuales agentes, bienes e infraestructuras.El desarrollo del proyecto está coordinado por PTV Group en Alemania y cuenta con la participación de empresas como Procter&Gamble, Chep, Jan de Rijk Logistics o Poste Italiane; las Universidades de Graz, TU Berlin, Laval y Lausanne; los centros tecnológicos Ilim, Itene y Mines Paristech; y las consultoras Inception Consulting, Kirsen Global Security y Meware SRL.

 

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10