Las fatales roturas de stocks

Las roturas de stocks pueden convertirse en una de nuestras peores pesadillas en los sectores de producción y logística. Y es que estas paralizarán nuestra producción, e incluso llegar a paralizar las ventas, lo que se convertirá en un desprestigio de marca del que nos costará recuperarnos.

Como sabemos, las roturas de stocks se dan cuando no podemos satisfacer las demandas de un cliente por falta de unidades en el producto solicitado. Es por eso que es importante conocer las principales causas de este problema, para poder impedirlo, o en el peor de los casos reaccionar de manera rápida. Una solución óptima y veloz, nos permitirá restituir el normal funcionamiento de la cadena de suministro. Y, de estas causas hablamos en nuestro curso de logística, pero os dejamos un pequeño resumen a continuación:

1. Problemas con los proveedores

Muchas veces aparecen problemas con nuestros proveedores que pueden llegar a dañar a nuestro stock. Es por ello que debemos tratar de fidelizar a nuestros proveedores para conseguir mejores relaciones.

2. Mala comunicación entre departamentos 

En otras ocasiones la rotura viene por una mala comunicación entre departamentos. Es por ello que se deben incluir programas y herramientas para asegurar una óptima comunicación.

3. Roturas de stock por no disponer de una herramienta de automatización de procesos

Es la segunda causa de rotura de stock más repetida y es totalmente evitable en la actualidad. Una herramienta de automatización de procesos nos alertará inmediatamente de cualquier incidencia.

¿Cómo gestionar las roturas de stock en tienda?

Un error en la planificación nos puede conducir a una incongruencia entre la capacidad del lineal y la frecuencia de reposición. Hay que ser muy cauto y tomar en cuenta la frecuencia de compras del producto. Tampoco conviene tener un surtido de productos con demasiadas referencias.

Los encargados de gestionar los pedidos pueden provocar una rotura de stock si hay errores en los datos, como en los datos del punto de venta, o en los archivos. Una previsión errónea o  un inventario inexacto o error en los libros también pueden tener consecuencias funestas. Los pedidos no realizados, tardíos, equivocados o las contraórdenes tampoco ayudan en la buena gestión del stock

Ahora bien, podemos haber hecho bien la planificación y los pedidos, pero el error se puede producir en tienda. Son las roturas de stock más fáciles de solucionar, pues tenemos físicamente los productos. Deberemos solucionar un problema de logística producido porque el personal sea escaso o esté demasiado ocupado. Una trastienda congestionada o error en la recepción de los productos o en la reposición también nos puede provocar una rotura de stocks.

 

Entradas relacionadas

Copyright © UOC X 2019   Aviso legal   Política de privacidad